Como crear un partido politico en españa

Como crear un partido politico en españa

Partido popular (ideología española)

La política de España se desarrolla en el marco establecido por la Constitución de 1978. España se constituye como un país soberano social y democrático[1] en el que la soberanía nacional reside en el pueblo, del que emanan los poderes del Estado[1].
La forma de gobierno en España es una monarquía parlamentaria,[1] es decir, una monarquía constitucional social y democrática representativa en la que el monarca es el jefe del Estado, mientras que el presidente del Gobierno -cuyo título oficial es “Presidente del Gobierno”- es el jefe de gobierno. El poder ejecutivo lo ejerce el Gobierno, que está integrado por el primer ministro, los vicepresidentes del gobierno y otros ministros, que colectivamente forman el Gabinete o Consejo de Ministros. El poder legislativo corresponde a las Cortes Generales, un parlamento bicameral constituido por el Congreso de los Diputados y el Senado. El poder judicial es independiente del ejecutivo y del legislativo, administrando justicia en nombre del Rey por medio de jueces y magistrados. El Tribunal Supremo de España es el más alto tribunal de la nación, con jurisdicción en todos los territorios españoles, superior a todos en todos los asuntos excepto los constitucionales, que son competencia de un tribunal distinto, el Tribunal Constitucional.

Cómo crear un partido político en la india

Amanece en el campo español. Un hombre camina, y luego corre, a cámara lenta. Sube una valla. Atraviesa un campo de trigo mientras roza con sus manos, como en una película de Hollywood, la parte superior de las gavillas. Mientras tanto, suena música y una voz habla: “Si no te ríes del honor porque no quieres vivir entre traidores… si miras hacia nuevos horizontes sin despreciar tus viejos orígenes… si puedes mantener tu honestidad intacta en tiempos de corrupción…”.
El lema se traduce en “Make Spain Great Again”. El hombre es Santiago Abascal, y esto, por supuesto, es un anuncio de Vox. Vox es el partido político que más crece en España, y Abascal es su líder. En las elecciones parlamentarias españolas de 2016 -el año en que Abascal protagonizó aquel vídeo de “Make Spain Great Again”-, Vox y su machista y cinematográfico nacionalismo español no obtuvieron ni un solo escaño; poco después, una web española publicó un artículo en el que se preguntaba: “¿Por qué nadie vota a Santiago Abascal?”

Bases para abrir un partido político en nepal

España tiene un sistema multipartidista tanto a nivel nacional como regional. A nivel nacional, hay cinco partidos políticos dominantes: Podemos (de izquierdas), PSOE (de centro-izquierda), Ciudadanos (de centro-derecha), Partido Popular (de centro-derecha a derecha) y Vox (de derecha).
La composición actual hace difícil que cualquier otra formación o coalición consiga una mayoría electoral en las Cortes Generales bicamerales (formadas por el Congreso de los Diputados nacional y la representación regional en el Senado). Los partidos regionales pueden ser fuertes en comunidades autónomas como Cataluña y el País Vasco y suelen ser esenciales para las coaliciones de gobierno nacionales.

Crea tu propio partido político

Los autores no trabajan, consultan, poseen acciones o reciben financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no han revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.
En las elecciones de abril de 2019, el Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez obtuvo 123 de los 350 escaños del Parlamento. Junto con los 42 escaños de la alianza de izquierda radical Unidos Podemos (UP), liderada por Pablo Iglesias, del partido populista Podemos, esto significaba que parecía posible un gobierno de coalición. Sin embargo, los dos partidos no llegaron a un acuerdo y el esperado gobierno de coalición nunca vio la luz.
PSOE y UP tuvieron múltiples desacuerdos, pero las principales disputas fueron entre los líderes y sobre qué partido dirigiría cada ministerio del gobierno. Como resultado, aunque algunos de los partidos regionales menores de España podrían haber ayudado a formar un gobierno de coalición de centro-izquierda, la falta de acuerdo entre los dos partidos principales obligó a celebrar nuevas elecciones.
Los resultados de las elecciones del 10 de noviembre, que tuvieron lugar poco después de que los líderes del movimiento independentista catalán fueran encarcelados, complicaron aún más el proceso de formación de un gobierno. Aunque el PSOE sigue siendo el mayor partido, perdió tres escaños y UP siete.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos